A veces intentamos tanto algo, tratamos cada forma de conseguirlo, y olvidamos que antes que nada debemos pedirle a Dios poder alcanzar una meta. La oración constante es una forma de meditación que nos ayuda a alcanzar la plenitud…

Pedirle a Dios es lo primero

 

¿Te gustó el contenido? ;)



Términos relacionados:

Escrito por Lisy, el 24 mayo, 2013.